Carta a las y los filósofos

Escribo la siguiente misiva desde la perplejidad y el dolor: ¿por qué el silencio?; ¿por miedo? Y… ¿dónde queda la congruencia entre las ideas y los hechos?; ¿dónde la “salud del alma” tan pregonada por la filosofía práctica (ética)? Sucede que en días pasados (4, 5, 6 y 9 de junio), las “autoridades” de Jalisco, específicamente de Guadalajara, detuvieron (de hecho secuestraron, es decir, desaparecieron forzadamente...