Apuntes sobre la crisis

Inés M. Michel


“La vida, ella misma, en cada paso, es trance, crisis…”

La casa y otros ensayos. Hugo Mujica.
Confieso que me han aquejado no una sino un sinfín de crisis. Cada una de distinta gravedad.
Acudo a estos apuntes para compartirles la relación que encuentro entre la crisis, y todo lo que ella conlleva, con ciertas oportunidades de transformación. No se trata de ningún manual de superación ni de esperanza idiota, lo que intento es poner sobre la mesa que estar en crisis o haber padecido ese estado, puede ser lo que nos llevó a desatorar algunas cosas y, aún más allá, a movernos y reconfigurarnos de modo que nos vimos obligados a reinventarnos.
Es la vida una sucesión de oportunidades diversas, aunque en la negrura de estados críticos nos cueste ver más allá de la densa niebla que nos rodea. Recordemos el último episodio que catalogamos como crítico para nuestras vidas, para algunos será la pérdida del empleo, para otros una ruptura amorosa, habrá quienes rememoren el fallecimiento de alguien cercano.
En todas estas situaciones hay un hecho ineludible: no volveremos a ser los mismos. Algo en nuestro interior se ha ido, o se ha roto. Dependiendo de la gravedad del asunto y de cómo nos posicionemos ante ello, tendremos cierto nivel de daño que suele ser irreparable en el sentido de que la vivencia y las emociones no se borrarán. Por otro lado, hay algo que nos cuesta trabajo reconocer, después de la experiencia y aun enfrentando la falta que de ella se desprenda, tendremos la opción de replantear nuestra vida, toda ella.
La imaginación es por tanto el elemento que debiera estar presente en todas las crisis, no importa su origen, porque solo imaginando podemos pensar en un camino distinto al que nos habíamos planteado, solo echando a volar nuestra mente y obligándola a ir más lejos de lo que había ido anteriormente, es que podremos diseñar otro capítulo, u otro libro si es necesario, donde nuestra historia siga adelante y encuentre nuevos horizontes.
Mujica nos dice en un ensayo titulado Crisis y fecundidad: “Desde una perspectiva algo se rompe. Desde otra perspectiva algo pugna, busca espacio, nace. Comienza a palpitar. Es.”
Ahí está lo fundamental de la crisis, de no negarse a pasar por ella. Se trata de un momento de atasco, donde la tristeza y otras emociones similares nos embargan, un momento donde estamos rotos o sentimos que nos rompemos, pero también, es un periodo de intenso movimiento, donde nuestras ideas están poniéndose a prueba, nuestro ser mismo está siendo enfrentado con el mundo, y a partir de ahí, algo distinto surgirá, algo está naciendo.
¿Qué será de nosotros después de la crisis?
Un camino es sucumbir, el otro es vivirla sin temor ni remordimientos, para después navegar a través de ella hacia un mar distinto donde la tempestad habrá quedado atrás, donde seguro enfrentaremos otras más, y lo podremos hacer conscientes de que cada una representa una oportunidad de conocer otros mares.
Es cierto, lo escrito en el ensayo de Hugo Mujica, la vida en sí misma es crisis. Lo que podríamos traducir como que la vida es una continua ventana hacia la oportunidad. No siempre la podemos ver, pero la ventana siempre está ahí, no se trata solo de encender la luz, sino de imaginarnos frente a ella.

La casa y otros ensayos (Hugo Mujica). P. 49.
Inés M. Michel

Ciudad de México, julio de 2017.

 [atea, vegana, feminista,
lectora irredenta,
a la espera del apocalipsis zombi
que dará sentido a mi existencia]
I: inmichel







Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s