Tener un rector así…


J. Ignacio Mancilla*




El miércoles 21 de marzo estuvo en Guadalajara Hugo Aboites, rector de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), con motivo de la Cátedra Licenciado Javier Michel Vega (1918-1978), impulsada por el Colectivo de Reflexión Universitaria (CRU) de la Universidad de Guadalajara, y de quien este año se cumple el primer centenario de su nacimiento.

Disertó sobre las elecciones y el malestar universitario, en ese momento nada sabíamos de la desaparición forzada de 6 estudiantes de Guadalajara (dos ya aparecieron y uno lo encontraron lamentablemente muerto; de tres no se sabe su paradero). Su exposición, al tiempo que clara y brillante, fue bastante contundente en lo que respecta al proyecto privatizador de la educación y de las universidades, que desde los años ochenta han venido apoyando, a contracorriente de los intereses nacionales, los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido de Acción Nacional (PAN). Los que hoy, engañosamente, se quieren presentar como radicalmente diferentes, cuando desde las reformas salinistas al artículo 27 constitucional han operado en los acuerdos fundamentales y desnacionalizadores, incluyendo la “quema de boletas electorales” de la “elección fraudulenta” de 1988 (Diego Fernández de Ceballos). Hoy todos admiten el fraude.


Cátedra: Licenciado Javier Michel Vega.



Como rector no tiene igual, pues se ha caracterizado por asumir la crítica del modelo neoliberal en los diferentes niveles educativos y no dudó, en su charla, en llamar a replicar la experiencia de la UACM.

Al tiempo que hizo memoria del movimiento de Córdoba, Argentina, lugar donde se gestó la autonomía universitaria que hoy está siendo asediada, en México, por la oligarquía y los poderes fácticos (los del dinero).

Después de su exposición, se abrió el diálogo y quienes participaron fueron sobre todo las mujeres. Todas la preguntas fueron más que agudas y críticas (“picudas”, las llamó Hugo Aboites) y giraron en torno al momento actual que vivimos en México, en vísperas de las elecciones. Y, por tanto, a la exigencia de movilizarse en la defensa de la autonomía universitaria y contra la reforma educativa en la medida que pretende desmantelar la gratuidad de la educación en aras de su privatización.


Cátedra: Licenciado Javier Michel Vega.



Al igual que en sus artículos periodísticos, publicados por La Jornada, enjuició duramente al actual régimen en lo tocante al fracaso de la mal llamada reforma educativa y llamó “tomadura de pelo” a todo sistema evaluatorio, tanto el referido a los profesores como el de las pruebas de admisión, sin por ello dejar de señalar, también, los límites que tiene el sorteo, que es el sistema que la UACM lleva a cabo, para terminar por decantarse por la eliminación de los exámenes, para que, sostuvo, el ingreso sea abierto, sin ningún tipo de impedimento.

Sin duda que el mayor obstáculo para ello es el de los limitados recursos públicos.

Pero, preguntamos nosotros, en la medida que aquí el asunto se vuelve político, ¿de dónde salen los dineros para el incremento de los recursos a las instancias de seguridad, pese a su estrepitoso fracaso?

Y, sobre todo, ¿por qué no se confisca todo riqueza ilícita a los políticos y se usa con fines educativos y culturales?


Cátedra: Licenciado Javier Michel Vega.
Contrariamente a ello, la lógica que impera es la de la impunidad más cínica, pues aunque se demuestre con datos el saqueo permanente de los políticos al erario público, poco o nada se hace para castigar a los responsables. Es el famoso caso de Emilio Lozoya y su abierta participación en una red internacional de corrupción orquestada por la compañía brasileña Odebrecht; sin embargo, a pesar de todas las evidencia, ¿qué se ha hecho?

¿Qué ha hecho el propio candidato del PRI ante los muchos señalamientos de corrupción en diversas instancias oficiales cuando él fungió como secretario, tanto de hacienda como de desarrollo social, aparte de retóricamente afirmar que irá contra todo tipo de corrupción?

¿Por qué no lo hizo cuando fue, en varias ocasiones, uno de los más altos funcionarios de este régimen y otros?

En otros países, los políticos implicados en Odebrecht ya han caído o por lo menos han renunciado y aquí, como suele pasar, Lozoya sigue tan campante.

¿A quién beneficia toda esta red de complicidades que al parecer llega hasta el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM)?

Pero no todo queda ahí, pues algunas universidades han sido saqueadas y están a punto de colapsarse, pero poco se hace para resolver el complejo problema educativo y cultural, alegándose, todo el tiempo, la escasez de recursos monetarios; cuando vemos a los políticos y funcionarios universitarios viviendo como virreyes y, además, cuando es el caso ostentando su riqueza mal habida sin el más mínimo recato.

¿Qué hacer?, se impone esta pregunta que se hiciera Vladimir Ilich Lenin a principio del siglo XX allá en la Rusia zarista.

Al respecto, Hugo Aboites fue muy concreto y siendo congruente con su exposición, llamó a la lucha por impedir que se siga devastando el sistema educativo y propuso replicar, insisto en ello, con las diferencias específicas para cada universidad y cada lugar, el modelo de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, que, curiosamente, hace mucho más con mucho menos presupuesto, a diferencia de otras universidades. Y no hace distingo en el salario de los profesores.

¿Por qué será?

Dejo la pregunta abierta.



Cátedra: Licenciado Javier Michel Vega.


P. D.

Qué bien que fueron encontrados Susana Carolina Gutiérrez Flores y Pedro Ruíz Guerrero.

Y es muy lamentable no solamente que se haya encontrado muerto al estudiante de medicina, César Ulises Arellano Camacho, sino que se cuestione su vida misma.

En cuanto a los estudiantes de cine, Javier Salomón Aceves Gastélum, Daniel Díaz y Marco Ávalos, nada se sabe de ellos y esperamos que todo termine bien, pero que no se nos olvide el contexto de terrorismo de Estado que antes y después de Ayotzinapa se nos viene imponiendo como estrategia del miedo.




*J. Ignacio Mancilla.
[Ateo, lector apasionado, 
militante de izquierda (casi solitario).
Lacaniano por convicción
y miembro activo de Intempestivas,
Revista de Filosofía y Cultura.]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s