No hay quinto malo

 

 

J. Ignacio Mancilla*

“Los dioses se convirtieron en armas humanas”.
“El poder y la religión siempre han estado del mismo lado”
María José Aguirre Gómez. La ontología del poder. El mandato divino.
(Alumna del ITESO, participante del V Congreso Jalisciense de Filosofía en la Mesa:
La cuestión ontológica del poder).
 
 
 
El pasado 15 y 16 de febrero, en las instalaciones del Instituto de Filosofía, se llevó a cabo el V Congreso Jalisciense de Filosofía, cuya pretensión fundamental es rescatar la obra y la memoria de los filósofos nacidos en Jalisco. Esta ocasión el Congreso estuvo dedicado al insigne filósofo Antonio Gómez Robledo (1908-1994), cuya obra es por demás de suma importancia.
 
El tema general fue De Leviatanes y sujetos en vilo. Filosofía, ética y política en Antonio Gómez Robledo.
 
Fueron 4 mesas 4: Revisión crítica de la ética en la obra de Antonio Gómez Robledo; La política y lo político en Antonio Gómez Robledo; La cuestión ontológica del podery Antonio Gómez Robledo: filósofo, humanista y diplomático. Además de un homenaje musical, Kyrie Eleison, cuya autoría fue de Javier Ruiz de la Presa.
 
 
V Congreso Jalisciense de Filosofía
 
 
Durante dos días, con largas sesiones por la mañana y por la tarde, escuchamos diferentes disertaciones y reflexiones, tanto de maestros como de alumnos que no solamente problematizaron algunos aspectos de la obra filosófica del autor homenajeado sino que, también, a partir de su “inspiración”, se debatieron diversas ideas relativas al mundo contemporáneo en el que nos encontramos inmersos; para bien y para mal.
Al tiempo que se hicieron preguntas para hacer patente la forma fundamental del discurso filosófico, la de la interrogación, según lo estableció Sócrates, allá en la Grecia clásica.
Con esta edición pasada hemos culminado con el V Congreso; tarea que hemos mantenido a lo largo de 5 años y ya vamos por nuestro VI Congreso, mismo que se realizará durante el 2019 y cuyo homenajeado se determinará por las Instituciones convocantes a las que, para el próximo año, se incorporarán nuevas agrupaciones (juveniles, sobre todo) que hacen del quehacer filosófico su principal actividad y preocupación por estas tierras.
Quizás, así lo vi y eso pienso, lo más llamativo del V Congreso sea la fuerte “sacudida” del “cochambre académico” por parte de las y los alumnos, fundamentalmente del ITESO (Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente). En particular por lo sostenido por Ana María Villalobos Ibarra, Karina de Santiago Ávalos y sobre todo por María José Aguirre Gómez.
Cabe aclarar que el ITESO, conjuntamente con el Colegio Jalisciense de Filosofía, el Departamento de Filosofía del CUCSH (Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades) de la Universidad de Guadalajara, el Instituto de Filosofía (que este año fue la sede del V Congreso, como ya se dijo), el Seminario Mayor de Guadalajara y la Secretaría de Cultura del Gobierno de Jalisco fueron las Instituciones organizadoras y convocantes de este exitoso V Congreso. Cosa por la que me congratulo sobremanera.
Y no quiero dejar de expresar que una de las cosas más lamentables es, quizás, la notoria ausencia de las y los estudiantes de la Universidad de Guadalajara; sobre todo en cuanto ponentes.
Esperemos esto se pueda subsanar el próximo Congreso.
 
De este modo, esperamos pronto poder contar con las memorias para que, de esa manera, lo trabajado durante el V Congreso llegue a más personas de las que estuvieron presentes físicamente; además de las que siguieron nuestras trasmisiones en vivo por medio de Youtube.
En lo personal estoy sumamente contento de haber participado y, sobre todo, de vivir y constatar la pujanza y calidad de las y los jóvenes filósofos que con sus intervenciones nos dieron una “fuerte sacudida” al cotidiano y por ello muchas veces desapercibido, ya lo dije, “cochambre académico”.
Pues, y así lo pienso sinceramente, mientras la filosofía no salga de las aulas y se vincule con la vida real, poco, muy poco es lo que puede ofrecer si se queda en meras disquisiciones teóricas y metafísicas.
En fin, esa fue una de las cosas más insistentes por parte de un colega del público que no dejó de reiterarlo, al tiempo que extendió su felicitación a las y los jóvenes filósofos participantes por la calidad de sus trabajos y ponencias.
Espero que en el diseño del VI Congreso podamos retomar mejor dichas inquietudes, por demás legítimas y poder generar, así, un dispositivo más acorde con tan sensatas propuestas.
 
Por último, no quiero dejar de agradecer a todos mis colegas por su entrega al trabajo y por enseñarme que sin dejar de por medio las diferencias, son posibles las tareas en equipo y los proyectos comunes; como han sido, hasta ahora, los trabajos de los V Congresos ya realizados. Gracias, pues, a Juan Manuel Negrete, Presidente del Colegio Jalisciense de Filosofía; gracias a Carlos Sánchez, del ITESO; gracias a Rafael Rivadeneyra, del Instituto de Filosofía; Gracias a Antonio de Jesús Rodríguez, del Seminario Mayor de Guadalajara; gracias a Samuel Gómezluna, de la Secretaría de Cultura y gracias a Jaime Flores por su activa participación en el magnífico homenaje musical a Antonio Gómez Robledo.
V Congreso Jalisciense de Filosofía
Nos veremos el 2019 en nuestro VI Congreso Jalisciense de Filosofía, con el filósofo y temas que definamos colegiadamente.
¡Enhorabuena por la filosofía jalisciense!
 
*J. Ignacio Mancilla.
[Ateo, lector apasionado, 
militante de izquierda (casi solitario).
Lacaniano por convicción
y miembro activo de Intempestivas,
Revista de Filosofía y Cultura.]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s