La vida en un hilo (Parte I)

Hoy es una coyuntura para mí como escritora, por dos cuestiones que coincidieron y que vengo a volcar a este espacio donde he crecido, sufrido y amado. Por la mañana me avisaron que ya está listo nuestro nuevo sitio de Cuerdas Ígneas, donde compartiremos a partir del próximo mes nuestros textos en un nuevo formato largamente esperado y algunas ocasiones anunciado con ustedes, lectoras y lectores; nos llevó más tiempo del que habíamos imaginado al principio, y ahora ese nuevo sitio ya es casi una realidad de la que pronto les daremos más información para que puedan seguirnos en ese espacio que estaremos optimizando para recibir sus comentarios de manea más fluida, con un formato de contacto más amigable para todos los navegadores y para ustedes que nos han seguido en esta aventura. Por ello, hago el primer brindis de esta noche.
 
El segundo brindis es por algo muy emocionante que aconteció en la tarde y que tiene que ver con mi labor como escritora inmersa en los relatos de ficción. Asistí a una reunión con la editorial que actualmente gestiona algunas de mis historias y llegamos a un nuevo acuerdo para la adaptación de un texto que nos ha puesto los pelos de punta por varias generaciones; se trata de una serie que será incluida en un proyecto titulado Clásicos de la distopía, del que muy, muy pronto podré contarles más detalles. En eso estaré buceando los próximos meses, alegre y agradecida, porque la vida me haya permitido compartir mis letras, con ustedes y con todas las personas a las que he podido llegar hasta hoy. (Me) deseo alcanzar más públicos, nuevos horizontes e ir hasta donde el sueño alcance, hasta donde la imaginación consiga traspasar fronteras y hasta donde la vida permita seguir el sueño dentro del sueño, bucle de anhelos y deseos a los que agradezco también por acompañarme e iluminarme en este sendero, por ser parte de toda mi fantasía, la cual, como en Endeland, imploro que no tenga fin…

 

Paseo Monosabios, Plaza Tapatía, 
Guadalajara (Foto: Inés M. Michel, 2010).
 
P. D. Debo un texto sobre Joker… en él reflexiono también sobre otras obras (teatrales y cinematográficas). No desesperen, les prometo que llegará y con gusto leeré todos sus comentarios al respecto.

 

Inés M. Michel.
 
Ciudad de México, octubre, 2019.
 
 [Atea, vegana, feminista,
lectora irredenta,
a la espera del apocalipsis zombi
que dará sentido a mi existencia.]
 
 
 
 
 
 
 
 
 



 

 

Un comentario sobre “La vida en un hilo (Parte I)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s